¿Qué es el LASIK?

El
Lasik es una técnica que evita la dependencia de las gafas o de las lentes de contacto al modificar permanentemente la forma de la córnea, eliminando mediante tecnología láser defectos de refracción tales como la miopía, hipermetropía y astigmatismo.

El término
Lasik proviene de la abreviatura de Laser Assisted in Situ Keratomileusis. Apareció en el año 1990 y desde entonces, por su precisión, seguridad y reproducibilidad, ha causado una auténtica revolución en la oftalmología moderna. Actualmente, millones de personas en todo el mundo se han sometido a una intervención de Lasik

La Cirugía
Lasik es un procedimiento quirúrgico combinado entre la actuación  del cirujano y la aplicación del Láser, está altamente automatizado y controlado por ordenador,  tarda sólo de 3 a 5 minutos, siendo casi siempre indoloro con  una rápida recuperación visual el día posterior a la cirugía Lasik.

El cirujano al realizar la cirugía
lasik corta un fino colgajo o bisagra de tejido corneal de la capa externa de la cornea. Levanta el colgajo para despejar la zona a tratar, y realiza el tratamiento con láser en la capa subyacente. Ello suele llevar unos dos o tres minutos por ojo. Luego, vuelve a colocar el colgajo en su posición original y deja que cicatrice naturalmente sin necesidad alguna de sutura.