¿Qué son las “moscas volantes” y los centelleos?

Los puntitos pequeños que muchas personas ven moviéndose en su campo visual se denominan
moscas volantes. Suelen observarse al mirar un fondo simple y claro, como una pared blanca, un papel, o el cielo. Estos cuerpos flotantes fueron descritos hace mucho tiempo, por los romanos, que los llamaron "muscae volitantes" o moscas volantes.



Las moscas volantes son pequeños grumos de gelatina que se forman en el humor vítreo, el líquido transparente y gelatinoso que llena la cámara interior del ojo.
Aunque parecen estar frente al ojo, en realidad flotan en el líquido que se encuentra dentro del mismo, y son percibidos por la
retina como sombras móviles.




Moscas volantes cuando miramos hacia un fondo claro, como el cielo o el mar

La aparición de moscas volantes, ya sea en forma de pequeños puntos, círculos, líneas o tela de araña, suele causar gran preocupación especialmente si es súbita; pero generalmente es de poca importancia y corresponde al proceso de envejecimiento.
Con el tiempo, la gelatina vítrea se encoge, se separa de la retina y causa moscas volantes. Esto es especialmente común en personas miopes o después de una operación de cataratas.


¿Podrían ser graves las moscas volantes?

Cuando la gelatina vítrea se separa, la retina puede resultar traccionada y desgarrarse, causando algunas veces una pequeña hemorragia en el interior del ojo, lo que puede ocasionar un nuevo grupo de cuerpos flotantes. En ocasiones, la tracción sobre la retina puede provocar un desgarro de la misma. Esta situación es grave y requiere un tratamiento preventivo urgente con láser, pues de lo contrario puede desencadenar un desprendimiento de la retina.
Sin un exámen hecho por un oftalmólogo, no hay manera de averiguar si las moscas volantes son graves o no. Cualquier aparición brusca de muchos puntos flotantes nuevos o centelleos de luz debe ser evaluada por su oftalmólogo.


¿Cuál es la causa de los centelleos?

Como hemos visto, el humor vítreo que llena la cámara interior del ojo tira a veces de la retina. Esta tracción causa la sensación de centelleos o rayitos de luz, aunque en realidad no hay tal cosa dentro del ojo. Esta misma sensación ocurre a también cuando uno se golpea el ojo y
se "ven estrellas".
Cuando se produce la separación del gel vítreo unido a la retina, los centelleos pueden aparecer de vez en cuando durante varias semanas. Esto ocurre a menudo cuando envejecemos, y normalmente no es motivo de gran preocupación. En raras ocasiones, los centelleos están asociados con un gran número de puntos flotantes nuevos y hasta con la pérdida de parte del campo visual. Cuando esto ocurre es importante que su oftalmólogo le examine inmediatamente para averiguar si ha ocurrido un desgarro o desprendimiento de retina. El examen comprenderá una observación detallada de la retina y humor vítreo.




Los centelleos con aspecto de líneas dentadas o de "ondas de calor", que duran de 10 a 20 minutos y se presentan en ambos ojos, probablemente se deben a migrañas causadas por un espasmo de los vasos sanguíneos cerebrales. Si van seguidos de dolor de cabeza se denominan
migrañas o jaqueca cefálicas. Sin embargo, estas líneas dentadas u "ondas de calor" pueden ocurrir comunmente sin que se produzca dolor de cabeza. En tal caso, se denominan migrañas o jaquecas oftálmicas, o migrañas sin dolor de cabeza.