Fatiga visual por uso del ordenador


La visión es la principal vía por la que la mayoría de los usuarios de ordenador obtienen información para realizar su trabajo. Frases como “me produce dolor de cabeza” o “me irrita los ojos” se escuchan habitualmente. Si el usuario de ordenador sufre estos problemas de visión no será capaz de realizar su trabajo eficazmente.
El trabajo con ordenador puede ser causa, por varios motivos, de fatiga visual y dolores de cabeza.


Uno de los síntomas que aparecen como resultado del trabajo ante el ordenador es la fatiga ocular. La fatiga ocular se debe a que al acomodar continuamente la vista desde el teclado –a unos 30 centímetros de media- a la pantalla –situada de 40 a 50 centímetros- se ha de cambiar repetidamente la distancia de enfoque, efectuándose un gran esfuerzo ocular tras varias horas de trabajo. Esto se puede mitigar mediante la colocación de ambos puntos de interés (teclado y pantalla) a una distancia similar, o utilizando lentes progresivas.


Otro síntoma, la sequedad ocular y la consiguiente irritación de los ojos, se puede producir por la disminución inconsciente del parpadeo al prestar excesiva atención a algo. Nos olvidamos de parpadear cuando miramos fijamente a un punto, como puede ser la pantalla de un ordenador. Para evitarlo, lo mejor es hacer repetidos descansos, elevando la vista del teclado para mirar a lo lejos –a ser posible- por una ventana, por ejemplo. Además puede procederse a la instilación de colirios humectantes (lágrimas artificiales) para mantener la humedad natural del ojo y minimizar las molestias oculares.



Los problemas asociados con el uso del ordenador pueden ser resueltos en su mayor parte a través de mejoras del entorno visual, examen ocular por el médico especialista y tratamiento de los defectos oculares. Analicemos cada una de estas medidas:

a)
Mejoras del entorno visual

  • Correcta iluminación de la habitación de trabajo, evitando luces fuertes que incidan sobre los ojos o detrás de la pantalla del ordenador, porque impiden adecuar la vista a la luz de la pantalla y pueden deslumbrarnos.

  • La luz natural es muy conveniente siempre que sea posible, evitando el sol directo, pues la en la pantalla del ordenador no debe reflejarse la luz de la ventana, que llevará persianas regulables y estará colocada de forma perpendicular al ordenador.

  • La distancia entre los ojos y la pantalla será de aproximadamente 50 centímetros.


  • La silla o el sillón han de tener un respaldo rígido, regulable, que mantenga el cuerpo en una postura cómoda y saludable.


  • La relación de altura entre la mesa y la silla ha de ser tal que el codo y el antebrazo formen un ángulo recto.



  • Bajo la mesa de trabajo cabrán, perfectamente, las piernas y a ser posible se colocará un reposapiés para estar lo más cómodo posible.
  • Debe evitarse la sequedad ambiental y otras condiciones medioambientales diversas (Síndrome del edificio enfermo).


b) Examen ocular por el médico especialista

Si el usuario padece un defecto visual, del cual no es consciente, le supone un mayor esfuerzo visual para suplir esa deficiencia, lo que le provoca todo tipo de molestias. Si visita a un especialista, éste puede detectar el defecto causante de esta sintomatología.


c)
Tratamiento de los defectos oculares

  • Prescripción de gafas (monofocales o progresivas)

  • Tratamientos antirreflectantes

  • Entrenamiento visual, especialmente para la insuficiencia de convergencia

  • Tratamiento de la sequedad ocular con colirios humectantes