¿EN QUÉ CONSISTE UNA VITRECTOMÍA?

La
vitrectomía es una técnica quirúrgica para tratar aquellas enfermedades que afectan a la retina y al vítreo. La retina es la capa sensible del ojo que tapiza el interior de la superficie ocular. El vítreo es un gel transparente que rellena la cavidad ocular detrás del cristalino hasta la superficie interna de la retina.



La
vitrectomía, que es una operación diseñada para extraer el gel vítreo enfermo o alterado, también permite trabajar directamente sobre la retina para ponerla en condiciones de tener una mejor visión. Consiste en una cirugía "laparoscópica", puesto que penetramos al interior del ojo por tres pequeños orificios a través de los cuales introducimos instrumentos muy finos conectados a un ordenador que nos mantiene las presiones, la iluminación y la aspiración adecuadas en cada momento para manipular el vítreo y la retina. Antes de su generalización en la última década no se podían operar con éxito la mayoría de las enfermedades del fondo del ojo.

En los últimos años hemos introducido una nueva técnica de
vitrectomía minimamente invasiva con instrumentos que penetran por orificios de menos de 1mm, que nos permiten no dar puntos de sutura lo que repercute en una más rápida y cómoda recuperación del paciente (vitrectomía de 23 o 25 G).




Mediante las técnicas de vitrectomía podemos operar desprendimientos de retina, la retinopatía diabética (sobre todo cuando se presentan hemorragias en el interior del ojo o membranas sobre la superficie de la retina provocando el desprendimiento traccional de la retina), agujeros maculares, membranas epirretinianas, traumatismos oculares, inflamaciones del ojo, etc.